Sexta feira, 24 de novembro de 2017










Data:26/02/2012 12:25
Nome:Luis Carlos Muñoz Sarmiento
Profissão:Escritor, periodista, catedrático
Localidade:Bogotá D. C., Colombia

Si eso es en Brasil... ¿qué no podremos decir en Colombia?: "El país de los intelectuales mal pagos".

Esclarecedora entrevista de Floriano Martins con el escritor, no sólo ensayista, y profesor Luís Eustáquio Soares (1966).

No en vano, Soares establece una nítida conexión entre literatura y política, al hacer, apoyado en Deleuze y Guattari, un planteamiento desconcertante y, claro, "políticamente incorrecto", sobre lo que él llama "literatura menor" y lo que desde el punto de vista del Establecimiento y de la Industria Editorial, que no Cultural, se da en llamar "literatura mayor"... (la que gana premios y concursos otorgados a dedo o por "simpatía" del autor o por conveniencia de ventas, ante todo).

Para el autor de "El evangelio según Satanás", a partir de la "literatura menor" de Kafka, definen así una "literatura menor", definición que, se reitera, va en contravía de la oficial:

1º Una literatura menor desterritorializa a una gran lengua literaria, luego desterritorializa a los fascismos existentes en los cánones, en las estandarizantes y prestigiosas referencias teóricas y prácticas en relación con aquello que, en una circunstancia histórica dada, se considera buena literatura; 2º La literatura menor, es siempre un caso Político, con P mayúscula; 3º Por ser siempre un caso Político, la literatura menor nunca es individual, luego nunca es europea (luego Kafka no es europeo sino colombiano o latinoamericano o africano o asiático), latinoamericana, africana, negra, femenina, homosexual, pues tiene la potencia de traducir lo que no es europeo en lo europeo, lo que no es latinoamericano en lo latinoamericano, lo que no es negro en lo negro, lo que no es femenino en lo femenino, porque menor es la literatura que no se define, bajo ningún punto de vista, ya que es europea siendo latinoamericana o africana, al mismo tiempo en que es negra siendo femenina, siendo homoerótica, siendo otra de otra, polifónica, de modo que nunca es ella misma por ella misma.

Su marca, por tanto, proviene de la potencia expresiva de inscribirse en otras marcas, sin cesar.

Es por eso que en el mismo libro Deleuze y Guattari dicen que la literatura es una cuestión de pueblo, de personas, porque el pueblo es la tierra de nadie; de todas las multiplicidades no estandarizadas y no estandarizantes.

Por eso Soarez arriesga a decir que toda literatura que merezca realmente ese nombre, literatura, es menor, no canónica, no referencial (sobre todo cuando sabemos qué es canónica o referencial para el Poder), singular y múltiple, de todos y de ninguno, residiendo ahí la relación apasionante entre literatura y democracia: literatura y pueblo sin cracia; pueblo, personas o gente, sin Poder.

Concluye Soares que su interés por las literaturas de lengua portuguesa y española, por tanto, es igualmente menor, porque piensa que la potencia menor de la literatura latinoamericana consiste en su expresiva cuestión de pueblo, de personas, que sólo es deber democrático cuando se desterritorializan todos los cánones y, sobre todo, los lingüísticos, luego también los de la lengua portuguesa y española.

El interés de Soares por la literatura latinoamericana es que no sea en lengua portuguesa ni española, ya que una potencia literaria, como cuestión de pueblo, como asunto de personas, proviene de la desterritorialización del español y del portugués como lenguas imperiales.

Soares, igual que Deleuze y Guattari, cree que toda literatura, siendo un asunto de personas, es también un asunto Político, de pueblo, de multiplicidades en disenso. Eso porque se tiende a confundir literatura con "bella letra", especialmente desde la óptica teórica. Pero, también y sobre todo desde el punto de vista de la Industria Editorial, del Establecimiento Cultural, del Poder omnímodo y totalitario, disfrazado de "democracia".

Si la situación que se describe en el título, habla de la octava economía del mundo, ¿qué no podremos decir en Colombia, que es una de las potencias económicas... pero de atrás hacia adelante? Y no sólo en el campo económico, sino también en el de la tiranía y en el de la injusticia social.

Una vez más, felicitaciones a FM y, en esta ocasión, a Luís Eustáquio Soares, por su claridad conceptual, por su postura Política, por su valor ético y humano. Y gracias a Diário de Cuiabá, por seguir en una línea editorial saludable para las minorías (entendidas aquí en el sentido de literatura menor) latinoamericanas que no creen en dictados de otra minoría que dispone por la mayoría...

Cordialmente,

Luis Carlos Muñoz Sarmiento

Escritor, periodista, crítico de cine y de jazz, catedrático, conferencista, corrector de estilo, narrayista y, por encima de todo, lector (de palabras y de imágenes). La cantidad de oficios citada es directamente proporcional a un desempleo tan catastrófico que el Gobierno tiene que recurrir a las estadísticas del DANE para así poder contentar al pueblo a través de sus voceros, los medios masivos...


Comentários Deixe aqui sua opinião sobre esse assunto

· Si eso es en Brasil... ¿qué no podremos   - Luis Carlos Muñoz Sarmiento




19:43 Antonio Joaquim volta a atacar governador Taques
19:43 Governo terá que justificar escalonamento para Justiça
19:43 Iniciadas obras da UPA do Cristo Rei, em Várzea Grande
19:42 Irmãos Campos defendem nome de Botelho
19:38 Após a emenda, Banco Mundial interessado na dívida de MT


19:38 Equipe do Tesouro Nacional chega dia 5
19:38 Emendas só depois de entrar o dinheiro do FEX
19:38 Emenda do teto dos gastos é promulgada
19:37 74% não acreditam nos descontos anunciados
19:37 Acumulado é o menor desde 1998
Cuiabá
Min: 18°
Max: 36°

TOPO | PRIMEIRA PÁGINA | ÚLTIMAS NOTÍCIAS | POLÍTICA | ECONOMIA | CIDADES | POLÍCIA | ESPORTES
BRASIL | MUNDO | DC ILUSTRADO | CUIABÁ URGENTE | EDITORIAIS | ARTIGOS | AZUL | TEVÊ | E-MAIL
Diário de Cuiabá © 2015